Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

¡Preparados para un crecimiento post-COVID!

Mientras Europa hace frente al COVID19, HomeEspaña tiene razones para mirar hacia el futuro con entusiasmo. Su fundador, Kieran Byrne, nos habla de la optimización de la empresa, la coyuntura del sector y lo que todo esto significa para nuestros clientes.

Ha sido un año muy duro. ¿Piensas que le empresa lo ha sobrellevado bien?

Desde luego. Hemos capeado el temporal del COVID y salimos en una buena posición económica y más optimizados. De hecho, no hemos parado de recibir solicitudes de información y sólo experimentamos una mínima bajada en el tráfico de nuestra página web cuando la pandemia estaba en pleno apogeo. La demanda externa para viviendas en España sigue tan fuerte como siempre – tan solo estamos esperando a que la gente pueda volver a viajar para ver los inmuebles en persona.

Quizás lo más increíble es que las ventas no han parado tampoco. En la actualidad, estamos vendiendo más de 20 viviendas al mes, la mitad a través de visitas virtuales y el resto a compradores que ya viven en España. Esto no sería posible sin la confianza que nuestros compradores y vendedores siguen teniendo en nosotros.

¿Cómo se ha ‘optimizado’ HomeEspaña y cuales han sido los beneficios?

¡Puedes dar las gracias al confinamiento! En una de esas vueltas que da la vida, me dio una ventana de oportunidad para dar un paso atrás y estudiar todo con detalle, desde la estructura de la empresa hasta el tipo de compañía que queríamos ser a partir de entonces. La piedra angular de este proceso fue la protección del futuro del nuestro valor, base que no ha cambiado desde la fundación de la empresa en el año 2002, y que es la atención al cliente.

Antes de la pandemia, habíamos crecido hasta convertirnos en una empresa de tamaño significativo. De hecho, éramos la agencia más grande en lo que a volumen se refiere de la Costa Blanca Sur y estábamos cerca de serlo también en la Costa Blanca Norte. Sin embargo, comenzaba a preocuparme cada vez más de lo que sería el siguiente paso para la empresa y cómo afectaría esto al servicio que ofrecemos. Una de las cosas que ofrecemos a nuestros clientes ha sido siempre el proporcionar equipos en el terreno que tienen ese toque personal. Así mismo, nos gusta que se hablen muchos idiomas en nuestras oficinas y que miren hacia el mercado internacional para poder atender prácticamente a todo el mundo.

Me di cuenta de que convertirse en una organización grande, que requiere varios niveles de dirección, podría restar de ese toque personal y, por tanto, no encaja con nuestro valor base. Así pues, reestructuramos la empresa en cuatro negocios independientes, cada uno concentrándose exclusivamente en su área y operando de forma independiente. Las cuatro áreas son Valencia (tanta ciudad como provincia), Costa Blanca Norte, Costa Blanca Sur y nuestra Asesoría de Hipotecas llamada Hipoteken. Al mismo tiempo, hemos consolidado la empresa en cinco oficinas, a saber, en Valencia, Los Dolses, La Zenia, Denia y Benidoleig. Además, yo ahora estoy mucho más involucrado. Por lo que sí, el futuro me inspira entusiasmo y también confianza.

¿Cómo de fuerte es en realidad la demanda? ¿Se han acumulado muchos compradores?

Sin duda. Lo sabemos por las conversaciones que estamos teniendo con nuestros clientes, lo que ha sido de vital importancia durante la pandemia. Esperamos dos olas de demanda: 

La primera formada de esas personas que estaban preparados para comprar y habían empezado el proceso cuando nos golpeó la pandemia. Es decir, ya habían entrado en conversaciones con nosotros, o habían realizado alguna visita, pero nunca llegaron al momento de hacer una oferta. Bien, estas personas tienen ganas de terminar lo que han empezado – aunque algunos ya lo han hecho con la ayuda de nuestras visitas virtuales.

Luego tienes a todas las personas que han tomado la decisión de comprar durante el confinamiento. Después de lo que hemos pasado todos en los últimos 15 meses, mucha gente se ha dado cuenta que la vida es demasiado corta para posponer los planes grandes como puede ser la compra de una vivienda o el traslado al extranjero.

No podemos olvidar tampoco que existen muchos vendedores potenciales, que han estado esperando para poner su vivienda a la venta. Esta situación podría deberse a un cambio en su situación personal durante el confinamiento, o simplemente pueden ser personas que ha querido vender desde el principio de la pandemia.

Si juntamos todo lo anterior, significa que los compradores que vengan en los próximos meses pueden esperar encontrarse con un mercado muy concurrido, sobre todo en los resorts y comunidades más cotizadas.

¿La dinámica del mercado ha cambiado en algo?

Sí, y de varias formas. Lo más destacable es el crecimiento de la diversidad de nacionalidades en el mercado ahora. Antes de la pandemia, las ventas se repartían 50/50 entre los británicos y otras nacionalidades. Ahora otras nacionalidades, y en particular los holandeses, alemanes y belgas, representan el 75%. Aunque el mercado británico sigue siendo muy valorado e importante para nosotros, ahora ya no es nuestro único enfoque y creo que en la época post-COVID veremos más crecimiento en el mercado europeo más amplio. Esta es muy buena noticia para los vendedores, ya que implica un grupo más grande de compradores en potencia.

No sorprende en absoluto, cada vez más gente quiere trasladarse a España y trabajar de forma remota, gracias al auge general del teletrabajo que ha surgido del confinamiento. Otro dato relacionado con lo anterior es la bajada en la edad media de nuestros clientes, entre los que ahora contamos con compradores de entre 40 y 50 años, incluyendo a familias jóvenes.

Has hecho mención en varias ocasiones a las visitas virtuales. ¿Se está convirtiendo esta herramienta en la norma?

Desde luego, pero quizás no tanto como durante el confinamiento cuando las visitas virtuales eran la única opción para los compradores en el extranjero. Lo que ha hecho el confinamiento es destacar lo efectivo que puede ser la tecnología y cómo se puede utilizar para optimizar el proceso más tradicional de visitar una vivienda.

Lo más habitual es que se realicen varias visitas hasta que los compradores encuentren la vivienda perfecta para ellos y a menudo se requieren varios viajes a España. Pero las visitas virtuales permiten a los compradores preseleccionar las viviendas que más se ajustan a sus requerimientos y conocer un poco sobre las zonas de alrededor mucho antes en el proceso, lo que ahorra tiempo y trabajo. Lo cierto es que nosotros animamos a la gente a que utilicen las visitas virtuales y las consideren una parte clave de la preparación que requiere la compra de una vivienda aquí. Cuanto mejor preparado se esté antes de venir a visitar las viviendas en persona, más podrá ayudar nuestro equipo.

Durante el confinamiento, la mayoría de la gente ha encontrado alguna forma positiva de incorporar el vídeo o los soportes virtuales a su vida cotidiana. A nivel de empresa, aquí en HomeEspaña, la acogida tanto interna como de nuestros clientes ha sido muy buena, ya que nos ahorra tiempo y nos permite concentrarnos en lo que realmente importa, como la atención al cliente.

Kieran-Byrne-HomeEspana

¿Algún mensaje final para los compradores y vendedores?

¡Mantened vivos vuestros planes y no esperéis más! Los confinamientos de los distintos países ya se están relajando y en algún momento del futuro próximo se levantarán las restricciones para viajar a España. Así que lo mejor que podéis hacer es hablar con HomeEspaña hoy para que os podamos ayudar a estar lo más preparado posible cuando viajéis. Y nunca se sabe, ¡quizás te encontremos una casa – o logremos vender la que tienes – a través de una visita virtual antes siquiera de subirte a un avión!

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Mas noticias